Homenaje a Juan Ramón Arana Parres

El pleno del ayuntamiento de Monforte del Cid ha acordado por unanimidad, denominar el pabellón municipal de la localidad con el nombre de «Juan Ramón Arana Parres«, miembro destacado del Hércules en los años sesenta e ilustre hijo de dicha villa alicantina.

Este feliz acontecimiento ha sido posible gracias a la petición de la Asociación Herculanos, qué también fue refrendada por la Peña Herculana Monforte Blanquiazul, y por supuesto, al apoyo de todos los grupos municipales de esta localidad alicantina, con su alcaldesa María Dolores Berenguer a la cabeza.

La iniciativa se enmarca dentro del Proyecto de Memoria Histórica Herculana que la Asociación Herculanos lleva promoviendo desde hace dos años y que pretende recuperar y destacar, la historia del herculanismo y su vinculación con lugares emblemáticos de Alicante y provincia.

Enrique Tébar, Juanjo Chacón, Pedro Arenas, Rafa Vega y David Rubio, por parte de la Asociación Herculanos, y Mario Piñol, presidente de la Peña Monforte Blanquiazul, presentaron hace unas semanas al ayuntamiento monfortino su proyecto. Fue la propia alcaldesa María Dolores Berenguer, la que propuso que el pabellón municipal de la localidad pase a denominarse «Pabellón Municipal Juan Ramón Arana».

Nacido en Monforte del Cid (1943), de padre vasco y madre monfortina, Juan Ramón estudió en el colegio de los Hermanos Maristas de Alicante, donde empezó a jugar al fútbol destacando como delantero. Siendo adolescente recala en el Alicante de Tercera División de donde es fichado por el Hércules al final de la temporada 1962-1963 para disputar los últimos partidos de la misma.

Arana debutó en el equipo herculano en un partido de  Copa ante el Atlético de Madrid. Su rendimiento convenció desde el primer momento al entrenador José Bermúdez, quien se quedó con el delantero monfortino para la siguiente campaña, 1963-64, temporada que le auparía al primer plano futbolístico nacional al convertirse en el máximo artillero del Grupo Sur de la Segunda División con tan solo 20 años.

Se mantuvo cuatro temporadas en el conjunto herculano, anotando un total de casi 60 goles. «El Gitano», apodo como era conocido cariñosamente por sus compañeros, era un delantero centro frío y técnico, que llegó a despertar el interés de importantes clubes por su contratación. Pero finalmente no cuajó su fichaje por ninguno de los grandes y al terminar su periplo en el Hércules recaló en el Córdoba, club donde terminaría colgando las botas.

Falleció en 1993, víctima de cáncer, con tan solo 50 años.

Hoy, Monforte del Cid, el pueblo que le vio nacer, luce orgulloso su nombre en el Pabellón Municipal.

Gracias a todos los que lo hicieron posible.

 

 

Callejero Herculano

Homenaje a Pepe Torregrosa (Archivo Municipal)

La Asociación Herculanos ha presentado hoy lunes 26 de febrero, el «Proyecto Callejero Herculano» al ayuntamiento de Alicante.

David Rubio y Javier Pérez, miembros de la junta directiva de la asociación, entregaron a través del registro del consistorio alicantino, el documento dirigido tanto al alcalde de nuestra ciudad Gabriel Echávarri como al concejal de Memoria Histórica, Fernando Marcos Mena.

Se trata de una petición formal por parte de la Asociación Herculanos para que al menos, alguna de las cerca de cuarenta calles que  próximamente van a cambiar su denominación con motivo de la aplicación de la ley de memoria histórica, pasen a llevar el nombre de alguno de los muchos herculanos ilustres que a lo largo de nuestra historia han sido.

La asociación es consciente que son muchas las personas relacionadas con la centenaria historia de nuestro club, ya sean jugadores, directivos o incluso aficionados, las que merecían este reconocimiento por parte de la ciudad Alicante. Cualquier selección por lo tanto, será en cierto modo injusta.

Sin embargo, estamos convencidos que todos los que se citan en el documento, cumplen con creces los méritos para recibir semejante reconocimiento.

La selección de jugadores y técnicos que finalmente se ha presentado ha sido elaborada con la participación destacada de David Rubio, Vicente Mestre, Luis Hernández, Juanjo Chacón y Ambrosio Ruiz, y propone incorporar al callejero alicantino nombres tan emblemáticos como: Ramonzuelo, Pepe Torregrosa, los porteros Pérez y el paraguayo Humberto Núñez, el defensa argentino Carmelo Héctor Giuliano, el entrenador gallego Arsenio Iglesias, el centrocampista ceutí Juan Baena, el extremo canario José Juan o el defensa alicantino Ernesto Llobregat entre otros.

Porque el Hércules es cultura y tradición de Alicante, y entre todos, ciudadanos, colectivos e instituciones, hemos de reivindicar su valor.

«El Chepa» vive

La célebre frase «le llamaremos Hércules para infundir respeto» que pronunció «el Chepa» hace ya un siglo, luce orgullosa en un letrero en el número 40 de la calle San Francisco (antigua Sagasta 42), lugar donde vivió el fundador del club durante buena parte de su vida y donde finalmente falleció.

El ayuntamiento de Alicante encabezado por su alcalde Gabriel Echávarri, colocó el pasado domingo una placa en homenaje a Vicente Pastor de la Llosa Alfosea, «el Chepa», en un acto al que acudieron una respresentación del Hércules encabezada por su presidente, Juan Carlos Ramírez y un buen número de aficionados herculanos, muchos de ellos, miembros de nuestra Asociación Herculanos, promotora de esta iniciativa y que entregó al Ayuntamiento, ahora hace año y medio, una propuesta llamada «Memoria Histórica Herculana», que recoge varias medidas para honrar la leyenda del club con más solera de Alicante, santo y seña de la ciudad.

El pasado mes de julio, en la cena anual de nuestra Asociación, el alcalde en persona dio luz verde a la instalación de la placa que ayer se colocó muy cerca de la plaza de Calvo Sotelo, donde aquel imberbe Hércules comenzó a dar patadas a un balón liderado por «el Chepa». La iniciativa también abarca un recuerdo en la plaza de la Viña, donde jugó el Hércules entre 1954 y 1974, y aunque la fecha todavía es una incógnita, el ayuntamiento ya ha dado su beneplácito.

El acto de ayer, en el que se congregaron casi doscientos herculanos, estuvo acompañado por un grupo de «dolçainers» y «tabaleters» que tocaron  La manta al coll y el himno del Hércules, que fue secundado por todos los presentes y que fue, sin duda alguna, el momento más sentido de una celebración a la que asistieron varios familiares de Vicente Pastor; entre ellos su sobrino nieto Luis Taza, que leyó un emotivo manifiesto de agradecimiento al Ayuntamiento, al club y a la Asociación por el recuerdo a su tío abuelo.

Nuestro presidente Quique Tébar, explicó que el sentimiento herculano es «un patrimonio inmaterial de la ciudad, para muchos alicantinos, igual que la Santa Faz o las Hogueras». «El Hércules es un símbolo de nuestra tierra con el que multitud de turistas nos identifican como la Explanada o nuestras playas», manifestó.Juan Carlos Ramírez, presidente del Hércules, mandó un mensaje a los aficionados presentes: «La figura del Chepa nos tiene que guiar en estos momentos tan difíciles que está atravesando la institución; seguid apoyando al Hércules continuando el ejemplo del Chepa».

Por su parte, el alcalde Gabriel Echávarri aseguró que «los alicantinos no concebimos una ciudad sin el Hércules, hoy es un día importante para los que amamos Alicante, no sólo el Hércules».

Al homenaje al «Chepa», secundado por miembros actuales del club como el director deportivo Javier Portillo o el delegado y exjugador Quique Sala, acudieron también dos personas que escribieron con tinta de oro la historia de un club casi centenario.

Uno de ellos fue el valenciano Quique Hernández, entrenador con más partidos en la historia de la entidad y el otro, Carmelo Héctor Giuliano, una de las leyendas de la mejor época del club blanquiazul y afincado en Alicante desde su retirada.

El Alcalde respalda el proyecto de memoria histórica de la Asociación Herculanos

El pasado jueves 9 de febrero, una delegación de la Asociación Herculanos fue recibida en el ayuntamiento de la capital alicantina por el alcalde Gabríel Echávarri, que también estuvo acompañado en el encuentro por su asesor de comercio Pedro de Gea y su jefa de prensa Sonia Rodrigo.En la cordial reunión que se prolongó durante más de una hora, el presidente de nuestra Asociación Quique Tébar acompañado por los también miembros de la junta directiva Manolo Piera y David Rubio, abordaron diversas formas de colaboración entre el consistorio de la capital alicantina y la propia Asociación Herculanos: Participación conjunta en campañas solidarias; descuentos y promociones para los miembros de la asociación en algunas agrupaciones de comercios alicantinos; y promoción conjunta del herculanismo y su historia, son algunas de las propuestas que hay sobre la mesa.

El alcalde de Alicante Gabriel Echávarri recibe a representantes de la Asociación Herculanos.Foto; Ayuntamiento de Alicante/Ernesto Caparrós

El plato fuerte del encuentro llegó sin duda cuando se abordó el Proyecto de Memoria Histórica Herculana en el que el Alcalde mostró especial interés y se comprometió abiertamente con su realización. Gabriel Echávarri está decidido a llevar adelante el proyecto y así lo trasladó de primera mano a los representantes de la Asociación Herculanos. El paso más sencillo, y por lo tanto el primero de las tres intervenciones propuestas en la hoja de ruta, será la colocación próximamente de una Placa en la que fue la vivienda de Vicente Pastor «el Chepa», antigua calle Sagasta número 42. Se trata casualmente del edificio colindante con el de otro alicantino ilustre, Carlos Arniches, y que se encuentra en la actual calle San Francisco.También en breve hay voluntad de realizar la intervención que recuerde la ubicación del antiguo estadio de «La Viña» en la actual plaza del mismo nombre, y finalmente y como último paso, se abordará la colocación de una sencilla escultura que rememore el nacimiento del Hércules en la Plaza de Calvo Sotelo (actual Plaza de la puerta de San Francisco), en el albero anexo a la bancada circular del busto a Barrejón.