Homenaje a Giuliano

La Asociación Herculanos rinde homenaje a uno de los grandes de nuestra historia, Carmelo Héctor Giuliano. Jugador de origen argentino (Avellaneda, 14 de junio de 1951), baluarte de aquel equipo maravilloso de los 70 que llegó a clasificarse en quinto lugar en la liga española.

Giuliano comenzó a jugar al fútbol en en el equipo de su barrio. Poco después fichó por el Club Atlético Independiente en la novena división y fue ascendiendo hasta que a los 21 años pasó a ser definitivamente profesional. Con el Independiente se proclamó campeón de la Copa Intercontinental de 1973.

El Hércules fichó al central por recomendación de Miguel Ángel Santoro, portero internacional argentino que llegó al club alicantino con anterioridad. Su debut con el club blanquiazul se produjo en la temporada 1974/75, en Primera División, un 14 de septiembre de 1974 contra el Real Madrid en el Santiago Bernabeu.

En el Hércules, Giuliano disputó nueve temporadas convirtiéndose en un ídolo para la afición hasta su forzosa retirada, a raíz de una grave lesión de rodilla que se produjo en un encuentro de la segunda eliminatoria de la Copa del Rey 1980/81 ante el Cartagena FC. El Hércules había perdido 3-0 en la ida, y en la vuelta el partido quedó 3-0 con clasificación del equipo alicantino en los penaltis. El propio Giuliano metió dos goles, pero Pedro Arango, lateral derecho del Cartagena realizó una dura entrada sobre el jugador argentino que a la postre serviría para abortar su carrera deportiva.

Tras su retirada como futbolista, fue director deportivo del Hércules. En la actualidad es comentarista deportivo de radio y televisión, labor que viene desarrollando durante muchos años.

El próximo domingo 19 de noviembre a las 13:45 en el restaurante Castell de Alicante (ver mapa) tendrá lugar el homenaje a Carmelo Héctor Giuliano organizado por la Asociación Hérculanos. Si quieres participar con nosotros reserva tu cubierto enviando un email con tus datos a herculanos2005@gmail.com. Te esperamos.

MENÚ

CROQUETAS + PATATAS BRAVAS + CHIPIRONES + ENSALADA

ARROZ A BANDA / MAGRO CON VERDURAS

PAN / BEBIDA / POSTRE y CAFÉ

PRECIO: 20€ (15€ para asociados); disponibilidad de menú infantil a 12€ (10€ para asociados)

 

 

«El Chepa» vive

La célebre frase «le llamaremos Hércules para infundir respeto» que pronunció «el Chepa» hace ya un siglo, luce orgullosa en un letrero en el número 40 de la calle San Francisco (antigua Sagasta 42), lugar donde vivió el fundador del club durante buena parte de su vida y donde finalmente falleció.

El ayuntamiento de Alicante encabezado por su alcalde Gabriel Echávarri, colocó el pasado domingo una placa en homenaje a Vicente Pastor de la Llosa Alfosea, «el Chepa», en un acto al que acudieron una respresentación del Hércules encabezada por su presidente, Juan Carlos Ramírez y un buen número de aficionados herculanos, muchos de ellos, miembros de nuestra Asociación Herculanos, promotora de esta iniciativa y que entregó al Ayuntamiento, ahora hace año y medio, una propuesta llamada «Memoria Histórica Herculana», que recoge varias medidas para honrar la leyenda del club con más solera de Alicante, santo y seña de la ciudad.

El pasado mes de julio, en la cena anual de nuestra Asociación, el alcalde en persona dio luz verde a la instalación de la placa que ayer se colocó muy cerca de la plaza de Calvo Sotelo, donde aquel imberbe Hércules comenzó a dar patadas a un balón liderado por «el Chepa». La iniciativa también abarca un recuerdo en la plaza de la Viña, donde jugó el Hércules entre 1954 y 1974, y aunque la fecha todavía es una incógnita, el ayuntamiento ya ha dado su beneplácito.

El acto de ayer, en el que se congregaron casi doscientos herculanos, estuvo acompañado por un grupo de «dolçainers» y «tabaleters» que tocaron  La manta al coll y el himno del Hércules, que fue secundado por todos los presentes y que fue, sin duda alguna, el momento más sentido de una celebración a la que asistieron varios familiares de Vicente Pastor; entre ellos su sobrino nieto Luis Taza, que leyó un emotivo manifiesto de agradecimiento al Ayuntamiento, al club y a la Asociación por el recuerdo a su tío abuelo.

Nuestro presidente Quique Tébar, explicó que el sentimiento herculano es «un patrimonio inmaterial de la ciudad, para muchos alicantinos, igual que la Santa Faz o las Hogueras». «El Hércules es un símbolo de nuestra tierra con el que multitud de turistas nos identifican como la Explanada o nuestras playas», manifestó.Juan Carlos Ramírez, presidente del Hércules, mandó un mensaje a los aficionados presentes: «La figura del Chepa nos tiene que guiar en estos momentos tan difíciles que está atravesando la institución; seguid apoyando al Hércules continuando el ejemplo del Chepa».

Por su parte, el alcalde Gabriel Echávarri aseguró que «los alicantinos no concebimos una ciudad sin el Hércules, hoy es un día importante para los que amamos Alicante, no sólo el Hércules».

Al homenaje al «Chepa», secundado por miembros actuales del club como el director deportivo Javier Portillo o el delegado y exjugador Quique Sala, acudieron también dos personas que escribieron con tinta de oro la historia de un club casi centenario.

Uno de ellos fue el valenciano Quique Hernández, entrenador con más partidos en la historia de la entidad y el otro, Carmelo Héctor Giuliano, una de las leyendas de la mejor época del club blanquiazul y afincado en Alicante desde su retirada.